Entrevista Belén Padilla

Entrevista a Belén Padilla con motivo del Camino de Santiago 2019

Dale al play y conoce el Camino de Santiago

 

Entrevistador: Sepan que hay un grupo de jóvenes de Madrid de la Fundación Síndrome de Down de Madrid que desde el pasado jueves están haciendo el Camino de Santiago. Comenzaron en Sarria, la pretensión es llegar el próximo sábado día trece a Santiago de Compostela recorriendo 115 kilómetros aproximadamente del Camino de Santiago que acreditan, además, esa distancia con la Compostela.

Está con nosotros Belén Padilla qué es la coordinadora de cultura y arte de Down Madrid. Hola Belén, muy buenos días.

Belén: Buenos días Alberto, encantada de estar con vosotros.

Entrevistador: Estáis Camino de Palas de Rey, ¿no? Es la cuarta etapa que estáis realizando.

Belén: Efectivamente es nuestra 4ª etapa de las 9 que hacemos y hoy llegamos en un par de horas a Palas de Rey.

Entrevistador: Bueno ¿Cómo va la caminata de hoy? y la experiencia ya de los tres días anteriores, Belén.

Belén: Hoy con fresquito, pero bueno, bien, la verdad es que se está dando bien y los chicos están contentos, todavía no empiezan a notar demasiado el cansancio. Se está dando bien, nos cuesta andar un poquito, alguna cuesta que otra y las piedras. Pero lo afrontan con mucha ilusión y ganas, por lo que lo superan todos los días.

Entrevistador: Muy bien ¿Qué supone para ellos hacer el Camino de Santiago? ¿Esta experiencia que significa?

Belén: Significa una inclusión social tremenda. Un momento de autoestima que luego nos ayuda a conseguir otros retos diarios. Verte capaz de alcanzar este reto, de llegar a Santiago, de hacer 113 kms. El sentirse ellos capaces de recorrer esa distancia y de alcanzar este reto supone una autoestima que luego trasladada a su vida diaria les hace capaces de afrontar otros retos más. Están ellos muy acostumbrados a oír que sus hermanos, vecinos, amigos se van al Camino de Santiago y entonces para ellos poder hacerlo y contarlo como uno más, es una ocasión maravillosa de inclusión social.

Además, las otras personas que se cruzan por el Camino, los otros peregrinos, los ven como un peregrino más y efectivamente capaces de alcanzarlo.

Entrevistador: Sin duda, lógicamente, no es un reto para ellos si no, estar en igualdad, ¿no? Como cualquier otro tipo de persona, que además me imagino qué estos días os estáis encontrando a un montón de gente por el Camino y es ver que ellos, como cualquier otra persona pueden disfrutar de la vida de una forma normal y conseguir los retos que se marquen.

Belen: Efectivamente, es visibilizar sus capacidades y mostrar que, con los apoyos necesarios, ellos como cualquier otra persona podían alcanzar los retos que se propongan en su vida. Si nosotros somos capaces de proporcionarles estos apoyos, pueden conseguirlo. En el caso del Camino de Santiago, los apoyos son los monitores que les van animando constantemente.

Entrevistador: Por ahora no están muy fatigados, ¿no? Hoy es la cuarta etapa, van bien, van contentos, van felices por el Camino.

Belén: La verdad es que ellos suelen ir con esa actitud por la vida, en general. Mucho más felices y contentos, aunque también por supuesto tienen días malos, como todo el mundo. Pero es verdad que suelen afrontar la vida con mucha más sonrisa y alegría.

De hecho, es lo que van sembrando por el Camino. Siempre una sonrisa y una alegría que la reciben los otros peregrinos.

Entrevistador: Imagino que habrá alguno que se pare y se vaya con ellos, ¿no? Y vayan compartiendo experiencias e ideas. Al final es lo que aporta el Camino, el conocimiento con otras personas ¿no? La amistad que se forja mientras uno va andando.

Belén: Efectivamente, de hecho, como hay peregrinos con los que más o menos van coincidiendo en la etapa, pues efectivamente van entrando con nosotros o nosotros con ellos, todos juntos en la plaza del Obradoiro.

Entrevistador: ¿Hay alguno que se había hecho el Camino con algún familiar, amigo, con Down Madrid? O ¿son todos primerizos? Por decirlo de alguna forma.

Belén: No, que va, que va, hay 5 fijos que lo llevan haciendo 11 años, otros que algunas veces lo han hecho y otras veces no y luego tenemos a otros 5 chicos nuevos que lo hacen por primera vez y están encantados, se han sorprendido mucho de lo buena experiencia que es y de lo bien que se lo pasan.

Entrevistador: Ya, ya, ya, bueno los que participan ya en las otras ediciones, ya es pan comido, ¿no? Se irán contando sus experiencias a los demás.

Belén: Podrían ser guías del Camino perfectamente.

Entrevistador: Estoy viendo una foto de vosotros en Porto Marín que publica hoy la Voz de Galicia en la edición de Lugo, ahí en las escaleras, bueno, todos con la cara de felicidad enorme. Alguno cansado, se le ve cansado.

En cada etapa hay un peregrino del día, ¿no? ¿Cómo es esta acción?

Belén: Todos los días por la tarde, a través de votaciones elegimos a dos peregrinos del día. Esos dos peregrinos del día no es que hayan andado muy bien o muy rápido, si no que hayan representado los valores del Camino, esto que, por ejemplo, que en algún momento ha mostrado apoyo a un compañero, ha compartido su agua, acciones que hayan representado estos valores. Entre todos votamos y elegimos estos dos peregrinos y les ponemos la concha que luego llevan con mucho orgullo.

Entrevistador: Os queda nada, poquitas etapas, 5 ¿No? para llegar a Santiago. Hay que decir que hacéis etapas cortitas, de 12 ,10 km. Por lo general el peregrino sale a la carrera y hace etapas de 20, 25 kms. Por ejemplo, la última etapa es Pedrouzo – Santiago y vosotros paráis en Navacolla. Vais haciendo etapas más cortas, también para estar más días y que os rinda mejor la experiencia, entiendo. No precipitaros a la carrera.  

Belén: Es una de las adaptaciones que hacemos, primero porque tantos kms no lo llevarían bien, es un esfuerzo muy emocional y físico. La idea es conseguir el reto, no importa tanto en cuanto tiempo, si no alcanzarlo. Preferimos que se queden con el buen sabor de boca de la experiencia del viaje de haber llegado a Santiago, aunque nos haya costado un poco de esfuerzo, pero sabiendo y quedándote con ese buen sabor de boca, que no hacer etapas más largas, que no ganamos nada con ello si no que se van a casad con el recuerdo de fatiga, de dolor de pies y piernas. Y al final se iban a quedar más con este recuerdo que no con el buen Camino y que bien que lo he logrado.

Entrevistador: El sábado llegáis a Santiago después de hacer el Camino. Belén el viernes volvemos a hablar con vosotros. Buen Camino y gracias por hablar con nosotros.

Belén: Gracias Alberto.

 

Deja un comentario