La entrevista de Down Madrid -Elena

La entrevista es una nueva sección de nuestro boletín digital para acercar al lector a distintos profesionales de Down Madrid.

Nos estrenamos con Elena López-Rioboó, coordinadora del Centro de Atención Temprana de Down Madrid, que lleva más de una década dedicada a los niños con síndrome de Down u otras discapacidades intelectuales.

 

¿Cuántos años llevas trabajando en la organización?

Comencé a trabajar en Down Madrid en el año 2001 y como coordinadora del Centro de Atención Temprana desde julio de 2015. He tenido la suerte de pasar por todas las etapas (temprana, escolar y adultos) lo que me ha hecho descubrir en cada uno de nuestros alumnos unas capacidades y competencias que desde luego no estaban en nuestra imaginación hace 16 años.

¿Cómo te diste cuenta de que este trabajo formaba parte de tu vida?

Comencé a trabajar como logopeda en un gabinete con niños con dificultades de aprendizaje y niños con altas capacidades, pero un amigo mío tuvo una hija con síndrome de Down y me pidió que le atendiera.

Cuando conocí a Rocío, me cambió la vida y comprendí cuál era mi camino… así que fui a hablar con Mª Isabel Zulueta (en aquella época directora de Centro de Intervención Infantil) y comencé a trabajar con los niños que terminaban Atención Temprana y necesitaban apoyo en lenguaje y en los aprendizajes escolares.

Desde luego es un trabajo vocacional, no tengo la menor duda…¡mi marido y mis cuatro hijos tampoco lo dudan!

¿Qué significa para las personas con discapacidad intelectual tener un servicio de Atención temprana?

Down Madrid tiene una cosa maravillosa y es la tranquilidad que ofrece a las familias al estar acompañados en todo el ciclo vital de sus hijos. Es una ayuda verdaderamente impagable.

En el Centro de Atención Temprana atendemos a las familias con bebés y niños de hasta 6 años con síndrome de Down u otra discapacidad intelectual.

Actualmente nuestro Centro de atención Temprana atiende a 171 niños con 465 tratamientos semanales. Hemos ampliado 40 plazas en el último año reduciendo la lista de espera.

Sabemos lo importante que es que las familias estén atendidas desde el primer momento para ello, realizamos acogidas, también a familias con diagnóstico prenatal y orientamos, informamos y hacemos seguimientos de los bebés mientras gestionan la plaza. Creo que este servicio de acogida junto el trabajo que se hace con familias en los grupos de padres nos diferencia.

¿Qué labores son las que realizas día a día?

En mi día a día, recibo a familias cuyos bebés ya participan en el centro como familias de nueva acogida. Me gusta mucho tener contacto directo y que me cuenten las inquietudes que tienen, porque sólo de esta manera se pueden plantear acciones innovadoras que cubran todas sus necesidades.

Dedico tiempo al equipo de profesionales, coordino casos y reviso las valoraciones de los pequeños con discapacidad intelectual. Dedico gran parte del tiempo a la gestión y la creación de proyectos innovadores para mejorar nuestro servicio. Intento buscar siempre oportunidades, subvenciones y ayudas que ofrezcan una sostenibilidad económica a los proyectos. Es una parte ‘menos lucida’ pero fundamental para ofertar nuevos servicios a nuestros usuarios. El año pasado pudimos becar a alumnos que no podían hacer frente a los tratamientos y este año, hemos ofrecido tratamiento de fisioterapia digestiva y respiratoria…ojalá nos salgan más oportunidades para poder responder a todas las necesidades de las familias.

Dinos dos nombres de niños o niñas que hayan marcado tu vida como profesional.

Los primeros alumnos que tuve, Rocío, Ana y Jaime hacían que cada día fuera una aventura y un reto…¡fantásticos!

Necesitamos una anécdota divertida, una historia de superación y éxito

Como anécdota puedo contar un pequeño comentario que me hizo Rodrigo con Síndrome de Down a sus 8 años de edad. Le estaba dando clase cuando me preguntó cómo se llamaban mis hermanos y yo le dije el nombre de mi hermano Jacobo. Rodrigo me contestó “¿Jacobo? ¿Cómo el filete?, tú sí que eres rara”. Fue la mejor lección de autocrítica (aquí cada uno tiene lo suyo) y, por supuesto una puerta para investigar sobre ‘asociación auditiva’. Cómo reconocer que la palabra adquiere diversos significados y está acompañada de un sinnúmero de relaciones, influyendo en la construcción de significados y la elaboración del pensamiento (por cierto ha sido uno de los temas tratados en mi TFM en la universidad).

¿Qué es lo más difícil de superar como profesional de atención directa?

Los momentos complicados en los que niños o niñas a los que trato diariamente se ponen enfermos, comparto la preocupación, el miedo y la angustia de los padres, pero también he de decir que nuestras familias con resilientes, son verdaderamente unos campeones.

Momento que guardas para siempre.

Mis sesiones de logopedia. La alegría ante las primeras palabras y primeras conversaciones con los niños.

¿Qué recomiendas a los padres?

La recomendación es que disfruten de sus hijos que son estupendos, que no hay ninguno que no aprenda y que son capaces, competentes y muy muy disfrutones. Que vivan el día a día y que valoren cada logro de los niños. Además les digo que se ‘aprovechen’ de Down Madrid de los profesionales que son maravillosos y de la oportunidad que ofrece la escuela de familias de compartir experiencias y resolver inquietudes.

 

2 Respuestas

Deja un comentario