Rosa limpiadora de Down Madrid en la foto de la entrevista

La entrevista de Down Madrid -Rosa-

Rosa Conde Alacreu es una valenciana de 64 años y aunque lleva en Madrid desde que tenía un añito, sólo se considera “un poquito madrileña” porque su tierra “le tira mucho”, según nos ha confesado. Lleva en Down Madrid dos años pero conoce cada rincón de la Fundación porque por su trabajo de limpiadora se relaciona con todas y cada una de las personas de la sede de Down Madrid.  

¿Qué trabajes en el sector social es vocación, afición o simplemente casualidad?

Yo no estoy contratada directamente por Down Madrid, estoy contratada por Ilunion que es una empresa de servicios que pertenece a la Fundación ONCE, pero mi puesto de trabajo es como limpiadora en la sede principal de Down Madrid y vengo todos los días de 8.00 a 16.00h.

Cuando en Ilunion me hicieron la entrevista me asignaron a Down Madrid, porque creo que vieron que mi perfil podía encajar perfectamente, por mi carácter agradable y que me gusta mucho tratar con niños.

¿Qué labores son las que realizas día a día?

Me encargo de la limpieza de todas las aulas de centro de atención temprana, las zonas comunes (salón de actos, pasillos, recepción, escaleras…), mientras que mi compañera Carmen se encarga del Colegio CFM y el comedor.

¿Cómo te sientes de integrada en la organización?

Me siento muy integrada y muy a gusto con todos las compañeras y compañeros desde el primer momento en que llegué.

¿Qué es lo que destacarías como totalmente imprescindible del servicio para el buen funcionamiento de la fundación?

Es imprescindible la limpieza diaria del centro y el orden en las zonas de almacenes, pero también es muy importante que de manera periódica se limpien paredes, azulejos, puertas, armarios y baños con productos específicos. Que son justamente las tareas que estamos realizando estos días porque ya no hay clases.

Me gustaría destacar la importancia que le damos como profesionales de la limpieza, a la desinfección de materiales que los niños utilizan diariamente. Nos encargamos de limpiar periódicamente los juguetes, los balones, las colchonetas y controlamos de esta manera las infecciones o contagios de enfermedades comunes, reduciendo al máximo los catarros o los mocos (por ejemplo).

Nosotras además controlamos perfectamente el aclarado de los productos para que no produzcan ningún tipo de reacción a los pequeños

Es muy importante para mi trabajar en equipo, todas estas tareas las repartimos entre mi compañera Carmen que tiene un turno de tarde y con la que me coordino para que todas las zonas estén perfectas.

Imaginamos que con tantos niños y jóvenes en el colegio más de una trastada harán ¿Cómo actúas en esos casos? Cuéntanos también alguna anédocta que hayas vivido entre estas paredes.

Generalmente cuando alguno de los niños o adolescentes hacen alguna travesura suelo llamar su atención para que no repita esa conducta negativa, como haría con cualquier otro chaval de su edad.

Lo más frecuente es que me escondan las jaboneras en las papeleras y me vuelvo loca para encontrarlas, algunas veces he tirado algunas a la basura sin darme cuenta.

Una vez un adolescente tuvo la idea de meter la mochila de una compañera en el váter y la profesora del aula tomó las medidas necesarias para corregir esa conducta. Es importante que entiendan el valor del trabajo de los demás y el respeto a las cosas de sus compañeros.

¿Qué recomendarías a los nuevos profesionales que vienen a trabajar a Down Madrid?

Les recomiendo que sean amables y trabajadores con todos los compañeros y que respete las instalaciones.

1 Respuesta

Deja un comentario